Barceló

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Debloqueando núcleos en procesadores AMD

Tras la elección del portátil y posteriormente el cambio del viejo athlon que tengo en el procesador de sobremesa llevo unos meses muy metido en el mundo del hardware, y me está gustando bastante, así que es posible que haga más artículos de ese estilo.

Hoy os voy a hablar sobre los procesadores AMD Athlon X2, Sempron y Phenom II.

Resulta que estos divertidos procesadores tienen mucho más valor real del precio por el que son vendidos por dos motivos principalmente:
  • Suelen ser Black Edition, sobre todo en el caso de los Phenom, con lo que el multiplicador del procesador está desbloqueado y se puede hacer overclock muy fácilmente. Con lo cual es fácil por ejemplo en el caso del Phenom 2 X2 555 subirlo de 3,2Ghz a 4Ghz sin dificultad.
  • Tienen núcleos sin desbloquear. Seguramente debido a que la fabricación es más fácil, usan para los distintos procesadores los mismos núcleos base. Por ejemplo el AMD Athlon II x4 640 comparte el mismo núcleo base que el AMD Phenom II X6 1090T, es decir, en el Athlon II hay dos núcleos capados.
Esos núcleos se capan debido principalmente a dos motivos:
  • Está estropeado. Entonces tendremos mala suerte con la inversión, ya que el procesador no puede desbloquear ese núcleo.
  • Política comercial. Hacía falta un procesador de gama media/baja pero sale rentable usar la "base" de otro procesador de gama más alta (tal como sucede en las calculadoras Casio, todas montan el mismo Hardware pero dependiendo de lo que paguemos la calculadora tiene más funciones o menos, aunque también es posible desbloquearlas). Es lo mejor que nos puede pasar, ya que los núcleos están funcionando perfectamente y sólo hay que desbloquearlos con una placa base que permita ACC (Advanced Core Calibration) o la tecnología Core Unlocker de ASUS.
Os dejo una lista de las familias de los procesadores, y otro enlace con la lista de procesadores desbloqueables.

A disfrutar. ¡Felices Fiestas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario